Breadcrumbs

Consejos para tener sexo más seguro.

¿Sabía que las enfermedades de transmisión sexual (ETS) están en aumento? Nadie quiere padecer una ETS obviamente. Contagiarse de una puede poner en riesgo tu salud e incluso tu fertilidad. Si eres sexualmente activo, prevenir las enfermedades de transmisión sexual está en tus manos para disfrutar de encuentros con el menor riesgo posible.

No es necesario que evites disfrutar del sexo y experimentar sexualmente con quien quieras (Suponiendo que también lo quieran… probablemente sea hora de que tu crush sepa que existes). Sólo ten en cuenta cómo mantenerse seguro, independientemente de tu edad, estado civil, género o sexualidad. Porque si hay una cosa que las ETS tienen es que ellas no discriminan.

En este articulo de Durex te explicamos algunas formas de contagio de ETS y cómo prevenirlas.

¡No dejes tu salud al azar!

 

CÓMO SE CONTAGIAN LAS ETS

Las principales vías de contagio de las ETS son:

- Sexo vaginal, anal u oral sin protección. 

- Compartir juguetes sexuales que han entrado en contacto con fluidos íntimos. 

- Compartir objetos que puedan contener rastros de sangre, como jeringas, cuchillas o cepillos de dientes. Esto solo aplica en las ETS que se transmiten por el contacto con sangre infectada, como la hepatitis B o el VIH. 

- En el caso de enfermedades en las que hay brotes o úlceras en la piel, como el herpes genital o la sífilis, si la persona infectada tiene una de estas lesiones, la ETS también podría transmitirse por el roce entre genitales, sin la necesidad de que exista penetración propiamente. 

Es decir, las enfermedades de transmisión sexual se contagian a través del contacto con los fluidos corporales de la persona infectada, tales como el semen, el flujo vaginal o la sangre. Por lo tanto, durante el acto sexual es fundamental hacer uso de una barrera protectora como lo es el condón o las barreras bucales, en el caso del sexo oral. Además, es esencial que evites cualquier contacto sexual si detectas la presencia de una úlcera o lesión genital en la zona íntima de la otra persona. 

Por otro lado, compartir jeringas o cuchillas puede facilitar el contagio de peligrosas ETS como la hepatitis B o el VIH, por lo que esta práctica se desaconseja por completo.

Es importante recordar que la mayor parte de las enfermedades de transmisión sexual no presentan síntomas visibles, por lo que no siempre es posible identificar cuándo una pareja sexual tiene una infección de este tipo a simple vista. 

 

CÓMO PREVENIR LAS ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

El condón es el único método anticonceptivo que ayuda a reducir el riesgo de infección de transmisión sexual, con una efectividad de entre 80 y 90% en la protección contra las ETS[1]. Solo asegúrate de que estén ajustados y no estén vencidos (Puedes encontrar la fecha de vencimiento en la caja y el empaque de aluminio de todos los condones DUREX).

Otras alternativas como las pastillas anticonceptivas o los parches hormonales, si bien ayuda a evitar un embarazo no deseado, no tienen ningún efecto contra el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Del mismo modo, es importante recordar que usar otros objetos para protegerse, como globos o bolsas, no tendrá ningún efecto y, por el contrario, puede ocasionar infecciones y afectar tu salud. Asegúrate de usar siempre lubricante a base de agua; otros productos a base de aceite pueden quitarle propiedades al condón. Recuerda que si alguien te está presionando para tener relaciones sexuales sin protección cuando tu si quieres protegerte, es decisión y elección sobre tu integridad y cuerpo.

Por lo tanto, para prevenir una enfermedad de transmisión sexual es importante usar el condón en todas tus relaciones sexuales, especialmente si son con parejas ocasionales. Además, en caso de haber tenido otra ETS con anterioridad, el uso del preservativo se hace aún más indispensable, ya que las personas que tienen antecedentes de enfermedades de transmisión sexual son más propensas a adquirir otras nuevas. Por eso, es importante comunicarse siempre con la pareja y hablarle clara y abiertamente sobre el tema.

Para que el condón sea efectivo, es imprescindible asegurarse que está bien colocado y no hacer un uso inadecuado de él, como por ejemplo abrir el preservativo con los dientes o utilizar un lubricante no apto para condones.

Además del uso del condón en cada relación sexual y durante todo el acto, también es importante tener en cuenta estas recomendaciones para prevenir ETS

  • Existen enfermedades de transmisión sexual para las que ya hay vacuna, como es el caso del virus de papiloma humano VPHla hepatitis B, ambas presentes en el calendario de vacunación español. Si no sabes si has recibido estas vacunas o si aún podrías vacunarte, consulta a tu médico de cabecera. 
  • Usa barreras de látex o bucales para el sexo oral. Este tipo de barreras se colocan entre la lengua y los genitales para reducir el riesgo de contagio de ETS a través de esta vía. 
  • No compartas objetos de uso personal que puedan contener sangre, como las cuchillas, cepillos de dientes o jeringas. Si planeas realizarte un tatuaje o un piercing, es importante que te asegures que la aguja que van a usar es nueva y ha sido abierta delante de ti. 
  • No compartas juguetes sexuales que hayan podido entrar en contacto con fluidos genitales, como consoladores, estimuladores de clítoris, etc. 
  • Limita el número de parejas sexuales. En caso de que tengas varias parejas íntimas, es importante usar siempre el condón en cada relación sexual. 

 

CONSECUENCIAS DE TENER UNA ETS

Las consecuencias de contraer alguna ETS son muy variadas y depende del tipo de enfermedad de transmisión sexual que hayamos contraído, por lo que resulta muy importante los exámenes y chequeos puntuales para poder descartar cualquier tipo de ETS. Estas son sólo algunas de las consecuencias que pueden ocasionar las enfermedades de transmisión sexual:

  • Infertilidad, que puede presentarse cuando no se tratan ETS como la clamidia o la gonorrea. 
  • Cáncer de cuello uterino, como ocurre en el caso del virus de papiloma humano de alto riesgo. 
  • Riesgo de contraer más fácilmente el VIH.
  • Verrugas genitales, en el ano o en la garganta, comunes cuando se sufre de VPH.
  • Llagas bucales
  • Infecciones
  • Ardor al orinar
  • Secreción del pene o la vagina
  • Sangrado vaginal excesivo
  • Dolor durante el acto sexual
  • Flujo vaginal con mal olor
  • Erupciones cutáneas
  • Dolor abdominal
  • Fiebre
  • Malestar general
  • Ganglios linfáticos inflamados y sensibles en las ingles
  • Contagio de la ETS al feto, en caso de embarazo

Para evitar el contagio de cualquier enfermedad de transmisión sexual, es fundamental hacer uso del preservativo durante todo el acto sexual, y no sólo en el momento de la penetración. En caso de sospechar que se ha contraído una ETS, hay que acudir al médico lo antes posible, ya que las primeras horas son clave para frenar o reducir la infección.

No olvides que existen más ETS que las mencionadas, si

tienes alguna duda, visita a tu médico de confianza o a una clínica de salud sexual.

References:

(1) Eaton EF, Hoesley CJ. Barrier Methods for Human Immunodeficiency Virus Prevention. Infect Dis Clin N Am 2014; 28: 585–599