5 POSICIONES DEL KAMASUTRA

    5 POSICIONES DEL KAMASUTRA QUE DEBES PROBAR UNA VEZ EN LA VIDA

    01 feb. 2020
    Layout:

    5 POSICIONES DEL KAMASUTRA QUE DEBES PROBAR UNA VEZ EN LA VIDA

    Cuando hablamos de posturas sexuales da igual si eres un amante del Kamasutra o si prefieres más lo convencional, hay ciertas posiciones que toda persona debería experimentar al menos una vez para disfrutar al máximo y evitar la rutina.

    Desde algunos clásicos infalibles hasta las propuestas más desafiantes, bienvenido a nuestra lista oficial de posturas sexuales que debes probar, aunque sea una vez en la vida.

    1. El perrito

    Esta es una de las posiciones sexuales más populares por varias razones: disfrute, control y una penetración profunda.

    Para llevarla a cabo la mujer debe colocar su cuerpo en cuatro apoyos (brazos y piernas) con las piernas abiertas, y el hombre debe colocarse de rodillas detrás de ella para penetrarla vaginalmente. Ambos pueden controlar la velocidad y la profundidad con esta posición, y por si fuera poco, en esta postura las mujeres también pueden estimular su clítoris, ya sea usando un juguete sexual o con su propia mano. ¡Todos ganan!

    2. La amazona

    En primer lugar, necesitas una silla o un sillón espacioso para que pueda sostenerlos a ambos. El hombre se encuentra sentado sobre la silla, mientras que la mujer se sienta sobre él con una pierna a cada lado y tomando el control.

    Esta posición es perfecta para aquellas chicas que quieren probar ser más dominantes durante el sexo, ya que tienen pleno control del ángulo, la profundidad y la velocidad de cada movimiento. Por su parte, el hombre también está en la posición perfecta para explorar el cuerpo de su pareja y estimularlo manualmente.

    3. Contra la pared

    Tener relaciones sexuales de pie es sumamente apasionante, por eso cuando optamos por esta posición tanto el hombre como la mujer suelen llegar al clímax rápidamente.

    Para practicar esta postura sexual, la mujer se coloca contra la pared y el hombre de frente. Si ella es particularmente fuerte puede intentar poner una pierna o ambas alrededor de la cintura de su pareja. Otra forma es colocar un taburete o punto de apoyo cerca para que ella pueda apoyar el pie y tener mayor balance, lo que facilitará la penetración.

    Esta es una gran postura para el sexo espontáneo cuando están fuera o tienen un espacio limitado y se les antoja un rapidito.

    4. El puente

    Esta es una variación del tradicional misionero, perfecto para los fanáticos del yoga. La postura del puente requiere un poco más de flexibilidad por parte de la mujer, ¡pero vale la pena!

    Para esta posición, él debe arrodillarse mientras que la mujer se queda boca arriba con los pies apoyados en el suelo y las caderas levantadas hacia el techo en posición de puente. Esto le permite al hombre penetrar de una forma perfecta a la mujer.

    El nuevo ángulo de penetración puede generar estímulos muy intensos en ella, además tiene el beneficio añadido de tonificar sus muslos y glúteos al mismo tiempo. ¡Todos ganan!

    5. La vaquera

    La vaquera es otra alternativa en donde la mujer es la dominante y toma todo el control.

    El hombre se acuesta boca arriba, mientras que ella se sienta sobre él con una pierna a cada lado. Ella puede aligerar parte del peso, ya sea inclinándose hacia atrás o hacia adelante y usando sus brazos como apoyo.

    Teniendo el control, es posible retrasar el clímax del hombre al realizar movimientos más lentos y esto también puede incrementar la intensidad del orgasmo de ella.

    Si ya eres un experto en estas posiciones y estas listo para un nuevo desafio, aquí tenemos unas posiciones un poco más avanzadas que puede que quieras agregar a tu repertorio.

    RB-M-08901